Una vez más el marplatense ve con desaliento cómo la ciudad se ubica en la punta de la tabla de posiciones que nadie quiere liderar: la que mide los índices de desocupación en cada región. Según datos revelados ayer por el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC), en el último trimestre de 2017 Mar del Plata se posicionó como la ciudad con más desempleo en toda la Argentina, registrando una tasa de 9,3% sobre la población económicamente activa que infelizmente se encuentra sin trabajo.

En su informe trimestral divulgado en el día de ayer, el INDEC informa que hay en Mar del Plata unas 28 mil personas desocupadas y otras 37 mil subocupadas, lo que coloca a Mar del Plata incluso por encima del Gran Buenos Aires en lo que se refiere al desempleo. Un triste récord.

Las trampas estadísticas

No obstante la dureza del dato —que en sí ya es demoledor— no es difícil concluir que el panorama en realidad es aún más desolador. No es secreto para nadie que las cifras del INDEC no suelen ser muy confiables a la hora de medir índices como el de desocupación, pobreza y miseria, entre otros que tienen que ver con el impacto político que van a tener al momento de su divulgación.

“Hay dos aspectos de la cuestión que conocemos bien los que trabajamos en el sector del turismo”, agrega Marco Antonio Leiva, referente de Identidad Peronista. “Por una parte, si para el INDEC había tanta gente sin trabajo durante la temporada, es probable que haya mucha más ahora que se terminó el verano. Por otra, el INDEC suele considerar a los monotributistas como empleados, lo que de por sí ya es bastante injusto”, concluyó Leiva.

Marco Antonio Leiva es el referente de Identidad Peronista y administra el Hotel 10 de Septiembre, de la Asociación de Trabajadores de la Industria Lechera de la República Argentina (ATILRA).

Mar del Plata es en nuestro país la ciudad turística por antonomasia y buena parte del empleo se genera de modo estacional por el sector turístico durante los meses de verano. Una vez finalizada la temporada, muchos puestos de trabajo simplemente dejan de existir hasta el próximo verano.

“Los datos del INDEC no reflejan la realidad que vemos todos los días en la ciudad y la perspectiva no es muy buena, ya que la política del actual gobierno a nivel nacional, provincial y municipal va en el sentido de destruir y no crear puestos de trabajo. Claramente, este no es el cambio que la gente quería: el gobierno de Cambiemos es una estafa monumental en perjuicio del pueblo argentino en su conjunto”, explicó Marco Antonio Leiva, sin medias tintas.